UN BAÑO DEPURADO

En este proyecto, el mural cerámico aportó la nota de vivo contraste que, manteniendo la gama cromática de todo el conjunto, permitió crear un espacio lleno de personalidad.

El mueble bajolavabo con encimera de piedra natural, fue diseñado expresamente en el estudio. Las sutiles molduras de las puertas le confirieron un toque clásico que, nuevamente, contrastaba con el estilo más actual del resto de las piezas.

El resultado final es un espacio armonioso y equilibrado, en el que la mezcla de materiales toma gran protagonismo.